Régimen De Alimentación Sugerido Para Una Dieta Hipoglucémica

Plan de Alimentacion

La hipoglucemia es una condición en la cual el cuerpo reacciona por la sobreproducción de insulina y bajar demasiado el azúcar en la sangre. Debido a que el cerebro es el mayor usuario de glucosa (azúcar en la sangre) en el cuerpo, el resultado puede ser mareos, confusión e incluso pérdida del conocimiento. Puede parecer que el remedio sería comer más azúcar, pero esto es lo peor que puedes hacer. El aumento de la ingesta de azúcar simplemente hacer que tu cuerpo reaccione de forma exagerada nuevamente, creando un círculo vicioso.

Alimentacion Para Dieta Hipoglucemica

 

La hipoglucemia es una condición que ocurre cuando el nivel de azúcar en la sangre cae por debajo de 70 miligramos por decilitro. Como ya te dije esta condición provoca debilidad, sudoración, mareos, confusión y temblor, pero estos síntomas se pueden evitar siguiendo una dieta que mantenga los niveles de azúcar en la sangre estables durante todo el día y por la planificación de comidas saludables con antelación.

Comer más a menudo

El objetivo cuando tienes hipoglucemia es mantener tu nivel de glucosa bajo control durante el día. No se puede lograr este objetivo si solo comes dos o tres comidas grandes al día. El patrón promedio normal de comer crea picos y caídas de azúcar en la sangre. Comer más a menudo no necesariamente significa comer más. Divide tu ingesta calórica diaria entre tres comidas y tres meriendas, o seis comidas pequeñas, tomadas cada dos horas o menos. Esto mantiene efectivamente el nivel de azúcar en la sangre en equilibrio para que la producción de insulina pueda ser lisa y apropiada, manteniendo esas bajadas y subidas de azúcar bajo control.

Bajo índice glucémico

Espaciar las comidas de manera uniforme es sólo una parte de la ecuación para mantener tu nivel de glucosa. También tienes que elegir los alimentos que son menos propensos a causar una reacción inadecuada de la insulina. Los alimentos ricos en proteínas como carne, lácteos y frutos secos son excelentes opciones, ya que no elevan el azúcar en la sangre demasiado rápido. Tu cuerpo tiene mucho trabajo que hacer para romper la proteína en sus componentes y que tu organismo pueda utilizarla. Lo mismo ocurre con las verduras y alimentos de granos ricos en fibra. Se puede comer pan en una dieta hipoglucémica, pero debes optar por los más altos en fibra como los panes integrales. El pan regular de molde blanco se descompone fácilmente en azúcar y hace que tu nivel de glucosa se eleve demasiado rápido, lo que resulta en la respuesta a la insulina. También se puede comer fruta, pero asegúrate de elegir las frutas crudas o frutas enlatadas en agua en lugar de jarabe con azúcar.

Menús de ejemplo

No te saltes el desayuno si tienes hipoglucemia. Después de 8 horas sin comer necesitas obtener algo en tu sistema, poco después de levantarte. Para tu primera comida del día puedes comer un huevo, un pedazo de fruta y, posiblemente, un pedazo de tostada de pan integral con mantequilla (sin mermelada o jalea). Otra opción sería un par de rebanadas de tocino con un tazón de avena (sin azúcar o jarabe añadido) y un vaso de leche.

Muchos de los alimentos tradicionales de desayuno, como los cereales procesados, panqueques, bagels, zumos de frutas y mermeladas, son bajos en proteínas y altos en carbohidratos. Ambas características pueden crear un fuerte aumento en el nivel de azúcar en la sangre, provocando los síntomas de la hipoglucemia en tan sólo unas horas después de comer. Para mantener los niveles de azúcar en sangre estables, puedes incluir a las comidas de desayuno que incluye nueces, queso, salmón ahumado, frutas enteras, mantequillas de frutos secos, yogur natural, aceite de oliva y verduras. Por ejemplo, disfrutar de una taza de yogur natural cubierto con bayas frescas en lugar de cereal azucarado sería una buena opción. Eliminar tostadas y mermelada y en su lugar comer avena cortada con fresas en rodajas o una tortilla con champiñones y queso suizo.

El almuerzo puede ser tan sencillo como una ensalada o sopa y un sándwich de pan integral hecho con pavo, pollo o atún. Puedes optar por huevos cocidos y palitos de verduras.

Para la cena, cualquier combinación de tres o cuatro onzas de carne magra, dos porciones de verduras y una porción de almidón de bajo índice glucémico, como las patatas o arroz integral estará bien. Eliminar la pasta o pizza y en su lugar puedes optar por comidas que incluyen proteínas, grasas saludables, verduras sin almidón y carbohidratos de digestión lenta. Una comida con brócoli, pimientos rojos y coliflor cocida en aceite de oliva con pescado y una pequeña porción de quinua está bien equilibrada y mantendrá los niveles de azúcar en la sangre saludables. Si anhelas el postre, prueba tres pequeños cuadrados de chocolate negro o una porción de yogur de vainilla con tus frutas favoritas.

Los bocadillos para cualquier momento del día incluyen gelatina, nueces y semillas, palitos de verduras con aderezo bajo en azúcar, cubos de queso, un huevo duro, o una cucharada de mantequilla de maní.

Recomendamos para la Diabetes:

Retinopatia Diabetica

DESCARGA EL PLAN DE DIETA PARA DIABETICOS

  • Una alimentación equivocada puede tener consecuencias muy negativas en la salud de una persona diabetica
  • Esta guía de dieta elimina el adivinar y te ofrece un plan de comidas espencialmente diseñado para diabeticos

Dejar un comentario:

Dejar un comentario:

Aprende las claves de una dieta Efectiva para la Diabetes*

* Resultados pueden variar

x