El Sufrir de Alergia a la Insulina es una Posibilidad Real

0
188
alergia a la insulina 2

Las fórmulas modernas de insulina han ayudado a frenar las reacciones alérgicas, pero no han eliminado por completo la posibilidad de alergia a la insulina. Esto es lo que debe saber si te administras insulina para controlar su diabetes.

La insulina es una hormona que naturalmente es producida por el páncreas, un órgano fundamental de nuestro cuerpo ubicado en el abdomen, sin el cual no se puede vivir. Esta hormona, se produce en las células beta del páncreas y es esencial para mantener controlados los niveles de glicemia o azúcar en sangre en nuestro cuerpo, su función es ayudar a que la glucosa (azúcar de la sangre) pase adentro de las células y pueda ser metabolizada para producir energía.

En las personas con diabetes, como existe una falla en la producción o acción de la insulina de la persona, se debe hacer uso de insulina exógena o sintética para poder controlar la glicemia. El descubrimiento de la insulina exógena abrió una nueva era y una esperanza de vida para los pacientes con diabetes, en especial los que presentan diabetes tipo 1, aunque no es exclusivamente a ellos, pues a veces es necesario hacer uso de la insulina en casos de diabetes tipo 2. En los primeros tiempos del uso de las insulinas exógenas se produjeron reacciones adversas, una de ellas la alergia. En principio éstas se atribuyeron al uso de insulinas poco purificadas, se reportó una incidencia muy elevada, entre 40 y 60 %. Sin embargo, en la actualidad, el uso de insulinas purificadas incluyendo la humana obtenida por biotecnología, ha hecho que estas reacciones alérgicas disminuyan y se presenten sólo en el 5-10% de los pacientes, aunque vale señalar que se desconoce la verdadera incidencia de la alergia a la insulina a nivel mundial.

A pesar de esto, es importante señalar que este tipo de alergia sigue existiendo y al día de hoy constituye una posibilidad real a la que hay que estar muy pendiente. Al parecer, estas reacciones alérgicas se deben a las diferencias entre la estructura de la insulina endógena o del propio cuerpo (hormona secretada por las células beta de los islotes de Langerhans o pancreáticos) y las biosintéticas (insulina sintetizada por biotecnología a partir de cultivos de microorganismos). Adicionalmente, podemos encontrar que las insulinas traen consigo proteínas como la protamina o zinc añadido, para retrasar su absorción y prolongar su acción, que podrían ser responsables de estas reacciones, aunque sea con menos frecuencia.

Síntomas de la Alergia a la Insulina

alergia a la insulina 2

Al igual que con cualquier otro tipo de alergias, la alergia a la insulina se caracteriza por signos y síntomas inmediatos o retardados. Algunas de las características de alergia a la insulina incluyen reacciones locales como la aparición de enrojecimiento o formación de pequeñas erupciones en la piel alrededor de la región en la que se administró la insulina (zona del pinchazo) y puede ser de dos tipos, inmediatas o tardías: las inmediatas suelen aparecer de 4 a 8 horas después (con un pico de mayor intensidad a las 12 horas y una duración cercana a los tres días). Mientras que las tardías suelen presentarse luego de las 12 horas de la aplicación (con un pico de mayor intensidad a las 24–48 horas), aunque esto siempre depende del grado de hipersensibilidad del paciente, lo cual es casi único. El área afectada puede causar picazón y el individuo tiene un alto deseo de rascarse estas áreas.

Otras reacciones inmediatas pueden ser urticaria o picazón generalizada, es decir, a lo largo del cuerpo, hinchazón, estrechamiento de los bronquios y el más grave el shock anafiláctico que ocasiona mareos, dificultad para respirar, inflamación y disminución de la presión arterial lo cual puede ocasionar la muerte de forma repentina. Otras reacciones tardías pueden ser erupción cutánea aguda, la enfermedad del suero (reacciones adversas del sistema inmunológico) o la inflamación de los vasos sanguíneos.

La gravedad de la reacción y los síntomas varía de persona en persona. Mientras que unos pocos individuos pueden tener reacciones leves o moderadas, otro puede enfrentar severas reacciones que necesitarían atención de emergencia inmediata pues amenazan su vida, es por esto que se debe estar informado y preparado sobre este tipo de reacciones.

Como identificar la Alergia a la Insulina

La identificación de la alergia a la insulina podría ser muy simple, puede sospecharse con la aparición de erupciones en la piel o picazón después de la administración del medicamento e incluso cuando se presentan los síntomas a largo plazo, tales como dificultad para respirar u otros síntomas relacionados, sin embargo las pruebas como pruebas de punción y la medición de ciertas proteínas específicas conocidas como anticuerpos IgE se recomienda comúnmente para identificar la presencia de alergia a la insulina. Los antecedentes familiares de alergia también pueden ayudar a llegar a la conclusión. No obstante, recuerde que es su médico de confianza quien debe establecer el diagnóstico, así que si tiene dudas sobre si usted es alérgico o no a la insulina debe acudir al especialista, quien está capacitado para ayudarle.

Tratamiento de la Alergia a la Insulina

La alergia a la insulina es comúnmente tratada con el debido cuidado de las reacciones que se presenten. Si usted presenta alergia a la insulina no debe suspender indefinidamente el tratamiento, sobre todo si usted presenta diabetes tipo 1, lo correcto es acudir al médico quien le podrá orientar. Una de las conductas médicas más frecuente es probar varias insulinas pues existe una importante variedad en el mercado en las que han invertido o sustitución algún aminoácido de la cadena de la insulina, lo que les confiere menor poder inmunológico, y podrían ser buenas alternativas si hay alergia.

En otros casos, los médicos pueden llevar a cabo un procedimiento llamado de-sensibilización, el cual debe realizarse bajo estricta supervisión médica. Esto implica la administración regular de la insulina a dosis muy bajas con aumento gradual de la dosificación hasta que se desarrolla la aceptación para el tratamiento con insulina. De igual modo, se le puede recomendar tomar un antialérgico o antihistamínico.

Inyectarse la insulina en otra parte del cuerpo, cambiar el número de inyecciones al día o simplemente hacer uso de un dispositivo de infusión continua (bomba de insulina).

Cualquiera sea el caso de alergia o si presenta la sospecha de alergia a la insulina que está usando actualmente, es importante que tome en cuenta que esto es una posibilidad real y que algunas reacciones alérgicas pueden ser fatales, por lo cual debe visitar a su equipo médico para que le traten el episodio de alergia a la insulina lo antes posible y así evitar posibles complicaciones.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here