Efectos Secundarios de la Insulina

[object Object]
• 8 views

Subscríbete para recibir un plan de comidas para la diabetes de 7 dias, gratis

La insulina, es uno de los tratamientos de referencia para la diabetes. Es de importancia primordial en caso de personas con diabetes tipo 1 y de uso opcional en el caso de las personas con diabetes tipo 2, quienes pueden hacer uso de la insulina o de otros medicamentos llamados antiglucemiantes orales.

En la cultura popular, muchas personas asocian a la insulina con un estado de empeoramiento de la situación de salud. La creencia de que la insulina es un medicamento de “fase terminal” nos ha rondado durante muchos años. Sin embargo, esto no es verdad. La insulina no se prescribe como recurso extremo, ya se dijo anteriormente que las personas con Diabetes tipo 1 la usan desde su diagnóstico. De modo pues, que el uso de insulina y el tipo de insulina debe ser un consenso entre el paciente y el médico, para de este modo se asegure la motivación y el cumplimiento de este tratamiento.

No obstante, como cualquier tratamiento, la insulina puede llegar a presentar algunos efectos secundarios por su uso, aunque en la mayoría de los casos de debe a su mal uso, como dosis inadecuadas o malas técnicas de inyección, pero, independientemente de esta situación, es totalmente conveniente que las personas que hacen uso de las insulinas conozcan muy bien algunos efectos secundarios que se pueden presentar cuando las utilizan.

A continuación te mostramos las más frecuentes:

- Hipoglicemia

Se trata de cuando los niveles de azúcar en sangre (glucemia) disminuyen por debajo de los niveles normales, por lo general <70 mg/dL. Este efecto secundario se presenta por lo general cuando se administran dosis mayores a la adecuada, lo cual ocasiona que los niveles de glucemia desciendan y se presenten: sudoración fría, mareos, sensación de hambre, dolor de cabeza, disminución de la atención, temblores, etc.

Al momento de presentar algunos de estos síntomas es muy importante que chequee sus niveles de azúcar en sangre con su glucómetro y si verifica la hipoglicemia debe corregirla lo más pronto posible. La recomendación es consumir 15 gramos de glucosa y esperar 15 minutos, luego se vuelve a medir el azúcar en sangre y si aún no se corrige se vuelve a repetir el procedimiento hasta alcanzar un valor normal. El mayor peligro de la hipoglicemia es que causa daños importantes al cerebro cada vez que se presenta, además si es muy severa puede ocasionar la pérdida de la consciencia y hasta la muerte. En consecuencia, no juegue con las cantidades de insulina, siga estrictamente la recomendación de su médico.

- Lipodistrofia

Esto no es más que una distrofia que se puede presentar en el tejido adiposo de las personas que se inyectan insulina. Por lo general se torna en una zona abultada y que tiende a endurecerse, sin presentar enrojecimiento o dolor, pero que a nivel estético no deja buena impresión. Este proceso se presenta en aquellas personas que no rotan el sitio de inyección, es decir que siempre se inyectan en el mismo sitio, o bien, en las persona que utilizan más de una vez las agujas o inyectadoras.

Si usted se llega a inyectar en una zona con lipodistrofia puede que la insulina no llegue a ejercer su efecto completamente, por lo que requeriría una dosis mayor. La mejor recomendación es que evite inyectarse en sitios donde se sienta la grasa abultada y dura. Por otro lado, si usted no presenta lipodistrofia lo más recomendable es que la evite, para ello, asegúrese de rotar diariamente el sitio de inyección, puede formar cuadrantes en el abdomen y rotarlos, además de usar otras zonas corporales como la parte posterior de los brazos, o bien los muslos o las nalgas.

- Alergia

Existe dos tipos de alergias, la leve y la grave. La alergia leve puede presentarse en persona que inician el tratamiento con insulina, se caracteriza por una leve hinchazón o irritación o picazón en el punto de inyección, que suele desaparecer a las horas o hasta dos días luego de la inyección. Si por el contrario usted presenta una alergia grave, entonces los síntomas serán mayores, incluso se han reportado casos de anafilaxis o reacciones muy fuertes a la inyección de insulina.

Si usted nunca ha usado insulina y es alérgico a algunas sustancias puede iniciar con dosis bajas e irlas incrementado a medida que pasa el tiempo hasta llegar a la dosis objetivo. Las alergias dependen la persona que las usa y además del tipo de insulina. Se han reportado más casos de alergias con las insulinas más antiguas (procedentes de animales como el cerdo) que con las actuales, por lo tanto es preferible que use insulinas humanas realizadas en laboratorio, ya que se parecen mucho a la que normalmente produciría el cuerpo y además tienen un alto grado de pureza lo que evita los episodios alérgicos.  

- Aumento de peso

Varias personas han manifestado que luego del tratamiento con insulina han aumentado el peso corporal. Esto también se debe por un uso incorrecto de la insulina aunado a un mal plan de alimentación. Por lo general la persona con diabetes debe de controlar muy bien los alimentos que consume y es recomendable que seleccione alimentos saludables como frutas, hortalizas, cereales integrales, etc. Sin embargo, hay personas que no se ocupan de este aspecto y encuentran en la insulina un método para comer y normalizar sus niveles de glucosa.

Una trampa  del tratamiento en la cual se debe evitar caer. En otras palabras, varias personas con diabetes prefieren comer dulces, frituras, comida rápida o muy altas en carbohidratos que le incrementan en gran medida su glucemia, sin embargo, han notado que si se inyectan más de los debido, sus valores vuelven a rango normal, esto es porque la insulina permite el paso de esta azúcar a las células o tejidos.

Pero el problema se produce cuando hay un exceso de azúcar en esos tejidos, los cuales ante la imposibilidad de metabolizarlos, no les queda más que transformar el azúcar en grasa y almacenarla en el tejido adiposo lo que ocasiona el rápido aumento de peso. De este modo tendrás tu glicemia perfecta. No obstante, esta situación lejos de ayudarte, te perjudica al aumentar tu riesgo de otras enfermedades como las cardiovasculares.

Así que ya viste los principales efectos secundarios asociados a las insulinas. Como todo  medicamento o tratamiento puede tener efector no deseados. Sin embargo, te debes llevar el mensaje que la mayoría se debe al mal uso o aplicación de la insulina, y en caso de presentarse, tu médico tratante puede ayudarte a corregir la situación. Como ya conoces los efectos, puedes prevenirlos, y recuerda que no estás sólo en este proceso si tienes dudas puedes preguntar a tu médico o educador en diabetes de confianza.

Artículos Relacionados

Cirugia metabolica ¿una opción para la persona con diabetes?

Al leer el título es probable que te preguntes: ¿Cirugia metabolica? ¿Es que acaso me puedo operar el metabolismo? En este artículo te presentaremos este tipo de cirugía y comentaremos los beneficios, criterios y barreras para acceder a la cirugia metabolica, un tema que seguro será de tu interés.

¿Qué se usaba antes como insulina humana?

Descubre que se usaba como insulina humana

El Sufrir de Alergia a la Insulina es una Posibilidad Real

Las fórmulas modernas de insulina han ayudado a frenar las reacciones alérgicas, pero no han eliminado por completo la posibilidad de alergia a la insulina.

Únete a nuestra comunidad

Recibe en exclusivo nuestro menú de 7 días y manténte informado de la actualidad sobre el cuidado de la Diabetes