¿Es Semaglutide un buen tratamiento para la diabetes?

0
52

Cada día la ciencia médica avanza sin descanso, uno de los medicamentos que pasó por el complejo proceso de regulación, experimentación y aprobación para estar en el mercado fue el Semaglutide.

A medida que crece la población con diabetes, también crecen los desarrollos farmacológicos u opciones de tratamiento. Actualmente se están desarrollando o estudiando más de 170 medicamentos de diversas casas comerciales con resultados prometedores.

El Semaglutide, cuyo nombre comercial es Ozempic®, es una patente perteneciente a la famosa casa comercial danesa NovoNordisk. Esta opción terapéutica fue aprobada en EEUU por la Food and Drug Administration (FDA) en diciembre del 2017 y en febrero de 2018 por la Agencia Europea del Medicamento (EMA), por lo cual este fármaco ha ingresado a los grandes mercados mundiales como una opción de tratamiento para los adultos con diabetes tipo 2.

¿Qué es el Semaglutide?

semaglutide aplicador

Este medicamento es un agonista del péptido similar al glucagón tipo 1 (GLP-1, por sus siglas en inglés), es decir, es un fármaco que se basa en la acción de las incretinas, unas hormonas que colaboran en la regulación de la función del páncreas. El GLP-1, en específico se activa cuando el alimento llega al intestino y tiene la función de estimular al páncreas para que produzca más cantidad de insulina después de las comidas y por lo tanto, ayuda a que mantengas tus niveles de glicemia normales en estado postprandial, sin embargo su acción sólo dura 10 a 15 minutos.

¿Como actúa el Semaglutide?

Lo que hace es actuar de forma similar al GLP-1, estimulando la producción de insulina en el páncreas, con el beneficio adicional de que su acción es prolongada en el tiempo; tan prolongada que se utiliza sólo 1 vez a la semana. La forma de presentación es en una pluma para inyectar y su vía de administración es a través de una inyección subcutánea en el abdomen, muslos o brazos, de forma similar a la insulina, pero sin la necesidad de que la dosis sean diarias o varias veces al día.

Aunque se aplica de forma similar a la insulina, no se considera un sustituto de esta, y además el uso del Semaglutide está aprobado sólo para pacientes con diabetes tipo 2, quienes mantienen la funcionalidad de producción de insulina en el páncreas. Los diabéticos tipo 1, presentan una escaza producción de insulina, por lo cual no pueden usar este medicamento y deben continuar, por los momentos, con el tratamiento insulínico.

Beneficios adicionales dell Semaglutide

Los efectos del Semaglutide van más allá del control del azúcar en sangre. Una investigación llevada a cabo en la Universidad de Leeds en Inglaterra demostró que este medicamento parece ser eficaz en la pérdida de peso, por lo cual tiene buena potencialidad en el tratamiento del sobrepeso y obesidad que acompaña comúnmente a la diabetes tipo 2.

El estudio fue una primera experiencia con 28 adultos obesos1, es decir con un índice de masa corporal (IMC) entre 30 y 45 kg/m2, así como altas reservas corporales de grasa. El total de participantes se dividió en dos grupos: uno que se administró el Semaglutide y otro que se inyectaba sólo placebo, ambos durante 3 meses. Una vez concluida la fase experimental, se observó una disminución promedio de 5 kg en el peso corporal del grupo en estudio, de los cuales la gran mayoría se correspondía a grasa.

Una posible explicación para este hecho es que el GLP-1 actúa también a nivel cerebral inhibiendo la sensación de hambre y los antojos por las comidas o alimentos, a la par de mejorar la sensación de saciedad. En el estudio se encontró que el grupo experimental tuvo un consumo calórico 25% menor al grupo control, por lo cual esta hipótesis toma fuerza.

Otro punto de interés es la rapidez con que se encontró una diferencia significativa en el peso corporal, puesto que los otros medicamentos antagonistas del GLP-1 han tardado hasta 6 meses para alcanzar una pérdida de peso promedio de 5 Kg, esto demuestra la alta potencia de este medicamento y lo perfila como una opción para el tratamiento del conocido síndrome de Diabesidad, que incluye a la diabetes en conjunto a la obesidad.

La reducción en la hemoglobina glucosilada (HbA1c) gracias al Semaglutide, es cercana al 2%, tras 26 semanas de su uso, esto es casi dos y media veces más que la reducción ocasionada por la píldora de dosis diaria, Januvia® del Laboratorio Merck. Otro estudio que evaluaba la seguridad cardiovascular del Semaglutide, demostró que este medicamento es eficaz para reducir el riesgo cardiovascular en comparación con otra sustancia placebo, dado su efecto sobre el azúcar en sangre, la pérdida de peso y la consecuente disminución de los lípidos en sangre. Otros beneficios reportados es que su uso no se relaciona directamente con episodios de hipoglucemia o la baja del azúcar en sangre, además de la reducción estadísticamente significativa de la complicación crónica por nefropatía diabética.

En la actualidad, la industria farmacéutica está tratando de que este medicamento también pueda estar disponible en forma de pastilla, ya que la mayoría de las personas con diabetes prefiere tomar un medicamento oral que administrarse una inyección. Los estudios se encuentran en la última fase de experimentación y de acuerdo a sus resultados se puede someter a la futura aprobación de los organismos reguladores.

¿Puedes incorporar Semaglutide en tu tratamiento?

Seguro ahora te preguntarás ¿Y yo puedo usar Semaglutide? Bueno, la decisión debe ser conjunta entre tu deseo y la opinión de tu médico tratante. Inicialmente este medicamento está recomendado para pacientes con diabetes tipo 2, en los cuales la terapia con metformina ya no tiene resultados o está contraindicada. También puede usarse en combinación con otros medicamentos orales para el tratamiento de pacientes más resistentes. Además debe tomarse en consideración que el Semaglutide tiene varias ventajas por arriba de los medicamentos similares que se encuentran disponibles en este momento, como el hecho de que provoca menos episodios frecuentes de hipoglucemia, ocasiona pérdida de peso, inhibición del apetito y la disminución del riesgo cardiovascular.

El mejor consejo es que consultes con tu médico tratante para saber si es la mejor opción para ti en este momento, de seguro muchas personas que buscan otra opción más eficaz o no pueden hacer uso de la metformina se beneficiarán de este producto. Mientras tanto, los estudios científicos continuarán para comprobar la seguridad y eficiencia de este medicamento en el tratamiento y prevención de las complicaciones crónicas de la diabetes, así como evaluar sus posibles efectos secundarios a nivel renal, inflamación del páncreas y malestares gastrointestinales.

  1. MD Magazine. (2018). Semaglutide Demonstrated Significant Obesity-Based Weight Loss. [online] Available at: http://www.mdmag.com/ [Accessed 21 Jun. 2018].

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here