Gastroparesia Diabetica - Dolor Estomacal en los Diabéticos

author
sep. 18, 201511min
email

Anuncio

Cuando hablamos de diabetes es común imaginar complicaciones relacionadas con úlceras en los pies (pie diabetico) o daños en los riñones (nefropatía diabética). Sin embargo, las complicaciones de la diabetes engloban condiciones menos populares tales como la gastroparesia.

Dolor Estomacal en los Diabeticos

La gastroparesia es una condición del tracto gastrointestinal en el cual se retrasa el vaciamiento gástrico y el tránsito gastrointestinal, es decir, la comida permanece en el estómago por más tiempo de lo normal, entorpeciendo la digestión.

En realidad, la gastroparesia es una consecuencia de la neuropatía diabética, es decir, la génesis de este cuadro está dado por el daño de los nervios, específicamente el nervio vago, que es el encargado de movilizar la comida a través del tracto digestivo.

Los músculos del estómago e intestinos no trabajan correctamente y por lo tanto la comida se mantiene en el estómago sin completar su proceso de digestión. Lo que puede causar náuseas y vómitos, además de empeorar los niveles de azúcar en sangre.

Aunque la gastroparesia también puede ser causada por traumatismos quirúrgicos, hipotiroidismo o enfermedades inmunológicas,la causa identificable más común de todas es la diabetes1, especialmente aquellos casos en el que los que hay un descontrol metabólico y los niveles de glicemia se mantienen elevados.

Aunque es más frecuente que suceda en pacientes con diabetes tipo 1, también pueden verse afectados quienes tengan diagnóstico de diabetes tipo 2. Además, son personas que por lo general tienen al menos diez años siendo diabéticos.

Síntomas

El nervio vago, se origina del cerebro y se extiende hasta los órganos abdominales, de hecho, debe su nombre a su extenso recorrido. Entre otras cosas, el nervio vago se encarga de comandar los músculos del tracto digestivo y en consecuencia, de sus movimientos. En este sentido, la severidad de la sintomatología va a depender de qué tan dañado esté este nervio. Mientras mayor sea el daño, más severos serán los síntomas que sufra la persona con gastroparesia. La sintomatología de la gastroparesia podrá ser muy leve o muy acontecida, y podrá aparecer en cualquier momento. Sin embargo, es más común que aparezcan luego de la ingesta de alimentos.

Además, los síntomas pueden exacerbar si se ingieren alimentos ricos en fibras o con alto contenido graso, ya que incluso en situaciones normales, estos son alimentos de muy lenta digestión.

Algunos de los síntomas más frecuentes presentes en la gastroparesia diabética son los siguientes:

  • Acidez estomacal
  • Náuseas
  • Vômitos de restos de alimentos no digeridos
  • Sensación de plenitud y saciedad luego de comer pequeñas porciones
  • Pérdida de peso
  • Edema o inflamación
  • Hiporexia o pérdida de apetito
  • Niveles de glicemia elevados y de difícil manejo
  • Cólicos o dolor estomacal
  • Reflujo

Debido a que la gastroparesia es una enfermedad progresiva y algunos de sus síntomas, como la acidez estomacal o las náuseas, se vuelven crónicos y terminan pareciendo comunes, es posible que la persona no se dé cuenta de que padece el trastorno.

Factores de riesgo

Las personas que sufren de gastroparesia presentan daños en el nervio vago, lo que causa que haya una disparidad con las funciones nerviosas y el proceso de digestión2, pues los impulsos que se necesitan para movilizar la comida se detienen, o se ralentizan.

Es más común en personas que tienen niveles altos y descontrolados de glucosa en sangre por largos periodos de tiempo; Esta condición puede causar daños a todos los nervios del del cuerpo, incluido el nervio vago.

Los altos niveles de azúcar en sangre también pueden dañar los vasos sanguíneos que suministran de nutrientes y oxígeno a los nervios, lo que incluye al nervio vago y el tracto digestivo, factores que inducen la gastroparesia.

Mayormente, las mujeres con diabetes son quienes poseen mayor riesgo a la hora de contraer gastroparesia. Existen otras condiciones que pueden componer el riesgo de contraerla, tales como cirugías abdominales previas, o haber sufrido de trastornos alimenticios.

Otras enfermedades y condiciones que pueden aumentar el riesgo de sufrir gastroparesia, son:

  • Infecciones virales
  • Enfermedad por reflujo acido
  • Trastornos del músculo liso

Otras enfermedades pueden causar síntomas de la gastroparesia, tales como:

  • Enfermedad de Parkinson
  • Pancreatitis crónica
  • Fibrosis quística
  • Enfermedad renal
  • Síndrome de Turner

Algunas veces, por muchos exámenes exhaustivos que se realicen, no se encuentra alguna causa particular o conocida.

Complicaciones

Cuando la comida no puede ser digerida de forma normal, permanece dentro del estómago, causando hinchazón y sensación de llenura. La comida sin digerir también puede causar masas sólidas conocidas como bezoares, responsables de síntomas como náuseas, vómitos y obstrucción del intestino delgado.

Esta enfermedad es muy problemática para personas que sufren diabetes, pues los retrasos en la digestión hacen muy dificultoso el control de azúcar en sangre; la lectura de la glucosa puede fluctuar, ya que se complica el seguimiento del proceso de digestión. En caso de que se presenten lecturas anormales, se debe consultar al médico y comentar cualquier otro síntoma presente.

La gastroparesia es una condición crónica, y sobrellevarla puede ser algo abrumador: hacer cambios en la dieta para controlar el azúcar en sangre mientras hay presencia de náuseas, es algo agotador. Es común que aquellos que padezcan esta condición se sientan frustrados y deprimidos.

La comida que permanezca demasiado tiempo en el estómago puede estropearse, causando el crecimiento de bacterias. Además, la comida sin digerir puede causar bezoares, bloqueando el estómago y evitando que lo que se ingiera pase al intestino delgado.

Para cuando la comida finalmente pasa al intestino delgado, los niveles de azúcar en sangre aumentan, por esta razón la gastroparesia representa un reto a la hora de controlar la diabetes. Por otra parte, vomitar puede causar deshidratación.

Diagnóstico

El médico tratante debe considerar una variedad de factores antes de diagnosticar una gastroparesia diabética. La historia médica al igual que los síntomas serán usados como referencias para hacer un examen físico que chequee los signos de presencia de gastroparesia. Algunos de estos signos son:

  • Sensibilidad o dolor en el abdomen
  • Deshidratación
  • Desnutrición

Es probable que también sean necesarios exámenes de sangre y orina para determinar si existen complicaciones. Las pruebas de imagen también se usan para determinar si hay obstrucciones abdominales. Algunas otras pruebas que el médico puede realizar incluye la esofagogastroduodenoscopia y la gammagrafía de vaciado gástrico.

Una esofagogastroduodenoscopia puede descartar infecciones y detectar la presencia de restos de comida en el estómago. La gammagrafía de vaciamiento gástrico es una herramienta que se utiliza, como su nombre lo dice, para evaluar el vaciamiento gástrico, de hecho, se considera el procedimiento más clásico y usado para el diagnóstico de gastroparesia.

El médico tratante puede hacer uso de exámenes de sangre y orina para determinar si existen complicaciones debido a Gastroparesia. Adicionalmente, existen examenes que puede ser de gran ayuda para la detección y cuidado de la gastroparesía:

Examenes de Imagen (Radiografías)

  • Enema de bario: Las radiografías con bario se utilizan para diagnosticar anomalías del tracto gastrointestinal, como tumores, úlceras y otras afecciones inflamatorias. Consiste en beber un líquido (bario), que atraviesa el esófago, el estómago y el intestino delgado, y se distingue en las radiografías.

  • Comida de bario: Consiste en ingerir una comida con bario y el médico, mediante una radiografía, observa cuánto tiempo se toma en digerir la comida. Eso le dice al médico qué tan rápido se vacía el estómago.

Metodos Invasivos

  • Exploración de vaciado gástrico con radioisótopos: En esta prueba se ingieren alimentos que contienen una sustancia radiactiva. Luego, el paciente se acuesta debajo de un escáner que detecta la radiación. Si la exploración muestra que más de la mitad de la comida todavía permanece en el estómago después de 1,5 horas, se hace el diagnóstico de gastroparesia.

  • Manometría gástrica: La manometría es la medición de la presión en varias partes del tracto gastrointestinal. Se hace pasando un catéter a través de la boca hasta el estómago, lo que permite medir qué tan rápido se digiere la comida.

  • Prueba capsular inalámbrica para la medición de la motilidad: Se trata de un pequeño dispositivo que se ingiere con la comida y que es capaz de medir la presión, la temperatura y el pH en diferentes partes del intestino.

  • Endoscopia superior: En este procedimiento, el médico pasa un tubo fino, el cual contiene una cámara en su extremo (llamado endoscopio), a través de la garganta para ver el revestimiento del estómago.

  • Biopsia de estómago o de intestino delgado: Mediante la técnica anterior, es posible que el médico pueda tomar una pequeña muestra de tejido para confirmar el diagnóstico.

Metodos no Invasivos

  • Electrogastrografía: Durante esta prueba, se adhieren varios electrodos a la piel para medir la actividad eléctrica del estómago.

  • Ecografía: Con esta técnica muy conocida, el médico utiliza ondas sonoras para estudiar estructuras en el interior del cuerpo, en este caso, estructuras del aparato digestivo.

Tratamiento

El médico tendrá que ajustar el régimen de insulina según sea necesario para mantener los niveles de glicemia dentro de los niveles esperados. Además, podrá ofrecer al paciente distintas recomendaciones:

  • Cambiar el tipo de insulina, aumentar la dosis o incluso la frecuencia de administración.
  • Usar la insulina después de las comidas, en lugar de antes.
  • Revisar los niveles de glucosa en sangre de forma frecuente después de comer, y usar la insulina cuando sea necesario.

En casos graves, es posible que las personas que padecen gastroparesia a largo plazo pueden requerir de tubos de alimentación y usar alimentos líquidos para la nutrición.

Aunque esta enfermedad no tiene cura, es posible manejar la gastroparesia. Controlar los niveles de azúcar en sangre es de gran ayuda con ayuda del médico, se deben chequear los niveles de gliemia de forma frecuente para saber si es necesario cambiar la forma en la que se usa la insulina.

También se debe estudiar la posibilidad de dejar de tomar medicamentos que puedan empeorar esta condición, tales como medicamentos para la hipertensión arterial, los antidepresivos y algunos tratamientos para diabetes.

Algunos medicamentos pueden ayudar con esta condición:

  • El dimenhidrinato, un antihistamínico de venta libre, ayuda a prevenir las náuseas y los vómitos.
  • La metoclopramida hace que los músculos del estómago se muevan, lo que promueve el tránsito gastrointestinal, además de ayudar a prevenir las náuseas y los vómitos.
  • Ondansetrón bloquea las sustancias químicas en el cerebro y estómago que causan náuseas y vómitos.

Consejos dietéticos para la prevención de la gastroparesia

Cuando se tiene diabetes, la mejor forma de prevenir los síntomas de la gastroparesia es variando la forma de cuándo y cómo comer. Es recomendable hacer seis comidas pequeñas en lugar de tres comidas grandes durante el día. Será más fácil de digerir, y no aparecerá la sensación de llenura puesto que habrá menos comida en el estómago.

También hay que prestar atención a la textura de los alimentos. Los líquidos y las cosas fáciles de digerir son una buena elección, de igual forma se deben evitar alimentos ricos en grasa y altos en fibra.

Uno de los pilares en el tratamiento de la diabetes es la comida saludable. No es una buena idea llenarse de calorías vacías como postres o bocadillos. Siempre se deben seguir las indicaciones nutricionales del médico tratante o nutricionista.

Una buena idea es procesar los alimentos. Como los líquidos salen del estómago más rápido que los sólidos, se puede procesar la comida en una batidora, con agua, zumo, leche o caldo. Otra opción es licuar la carne, el pescado y el pollo.

Las comidas altas en grasas y fibras pueden retrasar el vaciado del estómago. Para prevenir la sintomatología, se recomienda mantener una dieta por debajo de 2-3 gramos de fibra en cada comida. En el caso de la grasa, lo ideal es mantenerla entre 30 y 50 gramos o menos al día.

Si se necesitan más calorías en la dieta, se pueden usar bebidas con alto contenido en grasa. Es posible que el estómago asimile mejor la grasa líquida en lugar de la solida.

Aunque parezca tonto, masticar bien la comida es muy importante. Los alimentos sólidos son más difíciles de digerir para tu estómago, por esta razón, la comida debe sentirse como un puré de patatas antes de tragarla.

La hidratación es vital en los pacientes con gastroparesia. Se debe beber mucha agua y otros líquidos todos los días ya que la deshidratación puede empeorar las náuseas y el resto del cuadro clínico.

El azúcar muy alto en la sangre ocasiona la enfermedad conocida como diabetes. La diabetes es una condición en la cual el cuerpo no puede producir o metabolizar correctamente la insulina, que regula el azúcar en la sangre. En la diabetes tipo 1, el cuerpo no produce insulina y no puede procesar el azúcar de los alimentos. En la diabetes tipo 2, el cuerpo produce insulina pero no puede utilizarla sin la ayuda de medicamentos.

Recursos Consultados:


  1. Gastroparesis Updates on Pathogenesis and Management. PMC. Visitado el 24 noviembre de 2021
  2. The stomach in health and disease. PMC. Visitado el 23 noviembre de 2021

Anuncio

Artículos Relacionados

Alucinaciones por Diabetes

Un alza repentina en los niveles de azucar en la sangre es muy peligroso y puedes llegar a tener alucinaciones que pueden parecer reales.

La Hipoglucemia (nivel bajo de azúcar en sangre)

La hipoglucemia es una condición caracterizada por niveles anormalmente bajos de glucosa en sangre ( azúcar en la sangre).

Causas De Ardor En Las Orejas

La diabetes puede tener diversos síntomas, como el ardor en las orejas. Pueden ser signos de diversos traumas que pueden provocar males mayores.

Subscríbete AHORA para recibir GRATIS la dieta de 7 días