Complicaciones Renales debido a la Diabetes

Complicaciones

Las personas con diabetes tipo 2 son especialmente propensas a sufrir la enfermedad renal. Lo mejor que puedes hacer para evitar complicaciones renales es mantener tu nivel de glucosa en la sangre y la presión arterial bajo control y beber mucha agua. Esta es la historia.

complicaciones renales
Tú tienes dos riñones. Tienen la forma de frijoles con lados cóncavos y convexos y son del tamaño de un puño. Ellos se encuentran en la parte inferior de la caja torácica, uno a la izquierda y otro a la derecha de la columna vertebral.

Funciones de los riñones

Los riñones son multifuncionales. Pero su tarea principal es la de deshacerse de los residuos. Eliminan los productos de desecho que se producen cuando se digieren los alimentos y bebidas, así como el exceso de moléculas orgánicas (como la glucosa). Son una planta de tratamiento de desechos tóxicos que si por alguna razón dejara de funcionar o empezara a fallar, ocurriría una catástrofe en el organismo.

Ellos son una parte esencial de tu sistema urinario. Los riñones filtran la sangre y eliminan los desechos solubles en agua que se envían a la vejiga. Mientras ocurre la producción de orina, los riñones también excretan los desechos como la urea y el amonio entre otros.

Los riñones también regulan electrolitos, mantienen el equilibrio ácido-base, y logran mantener los niveles de sal, del potasio y del fósforo en jaque. Al mantener el equilibrio de sal y agua, y la producción de la enzima renina, esto ayuda a regular la presión arterial. Los riñones también producen hormonas que ayudan a producir glóbulos rojos, así como una forma activa de la vitamina D necesaria para la salud de tus huesos.

Como se puede ver, los riñones son una parte vital de los procesos de tu cuerpo y tienen una gran cantidad de trabajo que hacer. Cada día se filtra la sangre suficiente para llenar una bañera grande 200 litros y producir alrededor de medio litro de orina. Realmente este par de campeones son unos verdaderos titanes.

Los trasplantes de riñón

Los riñones son muy versátiles y se han construido en redundancia. Con uno es suficiente para vivir.

Si te falta un riñón, algunas personas nacen con un solo riñón, o si uno de tus riñones están dañados o se ha eliminado, el otro rinón  puede crecer hasta que es casi tan grande como dos riñones juntos. Eso ayuda el único riñón hacer el trabajo de ambos.

Esto significa que puedes donar un riñón a alguien más, como a un miembro de tu familia, un amigo o incluso un extraño. Miles de personas lo hacen todos los años y quedan perfectamente sanos después de la donación. De hecho, los trasplantes de riñón son las donaciones de órganos más comunes en el mundo.

Complicaciones de Renales debido a la Diabetes

Hay dos grandes tipos de daño a los riñones:

  • lesión renal aguda, y
  • enfermedad renal crónica

Los diabéticos deben estar muy alertas a todos estos síntomas porque pueden haber complicaciones muy serias relacionadas al sistema renal. Así que te veo en el siguiente post.

La lesión renal aguda

La lesión renal aguda, también conocida como insuficiencia renal aguda (IRA), se produce como una pérdida repentina de la función renal. Hay muchas maneras en que esto puede suceder. Con la IRA puede ocurrir lo siguiente:

  • Una reducción repentina en el flujo de sangre a los riñones debido a una lesión traumática con pérdida severa de sangre.
  • Daño a los riñones debido al choque de una infección grave.
  • Los daños causados por toxinas o ciertas drogas.
  • Obstrucción del flujo de orina.
  • Complicaciones durante el embarazo.

Los corredores que no beben suficientes líquidos a la hora de competir en eventos de resistencia de larga distancia pueden sufrir un colapso repentino de tejido muscular. El desglose libera mioglobina, una proteína que se encuentra en el tejido muscular, que sólo aparece en el torrente sanguíneo después de que los músculos se lesionan; esta proteína puede dañar los riñones gravemente y el resultado es la IRA.

La enfermedad renal crónica

El daño renal que dura más de tres meses se conoce como la enfermedad renal crónica (ERC). Es particularmente peligrosa porque puede que no tenga ningún síntoma hasta que se han hecho un considerables (y a menudo irreparables) daños.

Las dos causas más comunes de la enfermedad renal crónica son:

  • Diabetes (ambos tipos 1 y 2), y
  • Alta presión sanguínea

Otras causas de la enfermedad renal crónica incluyen enfermedades crónicas virales (como el VIH / SIDA y la hepatitis B y C), infecciones del tracto urinario en los propios riñones, la inflamación después de una infección por estreptococos, defectos congénitos, toxinas, algunas drogas médicas, y el uso de drogas recreativas que se inyectan. También puedes dañar tus riñones por comer demasiada proteína animal y no beber suficiente agua.

Tus riñones están formados por millones de unidades de filtración extremadamente pequeñas que purifican la sangre y envían los productos de desecho en la orina. Estas unidades de filtración diminutas pueden ser dañadas por los niveles altos de glucosa (diabetes) y la presión arterial alta (hipertensión).

Sin ser usada, la glucosa en la sangre es filtrada por los riñones y, normalmente, luego reabsorbida en el torrente sanguíneo. Sin embargo, hay un límite a la velocidad a la que los riñones pueden filtrar y devolver a la glucosa. Cuando se supera este límite, como puede ser si no estás controlando tu diabetes, tus riñones se rebosan por exceso de trabajo y la glucosa empieza a derramarse en la orina.

Los riñones son particularmente sensibles a la presión arterial alta. Al mismo tiempo, juegan un papel importante en la regulación de la presión arterial y si han sido dañados, pueden perder parte de su capacidad para mantener la presión arterial en los niveles correctos.

El problema es que los daños por la presión arterial alta afectan los riñones y los dañan lo que puede contribuir a la hipertensión arterial. Es un círculo vicioso.

Vencer la batalla contra la enfermedad renal

En las primeras etapas de la enfermedad generalmente no hay síntomas. Pero a medida que las cosas se ponen peores, los cambios en los hábitos de ir al baño se notarán ya que tienes que ir con más o menos frecuencia y eso puede indicar un problema. También puedes sentirte cansado, tener calambres musculares, perder el apetito, y tener las manos o los pies hinchados y la piel seca con picazón.

La única solución es la de regular la presión arterial con el uso de medicamentos recetados por tu médico, y vencer a los efectos de la diabetes siguiendo una dieta con bajo contenido en azúcar, baja en grasas, baja en sal y  alta en fibra; además evitar los huevos y los productos lácteos.

Conseguir tanto que la presión arterial y los niveles de glucosa en la sangre estén bajo control es imprescindible porque una vez que tus riñones dejan de funcionar tu cuerpo comienza a llenarse de residuos, líquidos y toxinas. Con tus riñones fuera de acción, la única manera de deshacerse de ellos es ir a diálisis utilizando una máquina que actúa como un riñón artificial. La limpieza de tu sangre un procedimiento muy incómodo, casi inhumano pero te mantendrá con vida.

Si permites que el daño a los riñones se desarrolle, terminarás necesitando diálisis renal por lo menos tres veces a la semana. Al final, es probable que necesites un trasplante de riñón.

Por encima de todo, hay beber mucha agua. Comprueba cuando vas al baño: ¿es tu orina clara de color amarillo claro? Debe ser así si estás tomando suficientes líquidos.

Recomendamos para la Diabetes:

Retinopatia Diabetica

DESCARGA EL PLAN DE DIETA PARA DIABETICOS

  • Una alimentación equivocada puede tener consecuencias muy negativas en la salud de una persona diabetica
  • Esta guía de dieta elimina el adivinar y te ofrece un plan de comidas espencialmente diseñado para diabeticos

Dejar un comentario:

Dejar un comentario:

Aprende las claves de una dieta Efectiva para la Diabetes*

* Resultados pueden variar

x