Investigación de la Diabetes | Actualizaciones (Final)

Siguen las actualizaciones sobre la diabetes en el mundo de la medicina. Cada día se aprende algo más sobre esta enfermedad lo cual ayuda a miles de enfermos en el mundo a desarrollar un conocimiento más cabal de este mal que afecta a millones de personas. Cualquier detalle que puedas aprender te mantendrá actualizado y eso es muy conveniente porque hoy en día la información está al alcance de tu mano. Veamos ahora que otras actualizaciones de interés se han hecho eco en el mundo científico.

[4] El riesgo de fracturas es mayor en las personas con diabetes tipo 2

diabetes bonesLowerExtremities13292211_s300Un estudio reciente sugiere que el riesgo de fracturas es mayor en individuos con diabetes tipo 2, de hecho, la densidad ósea que está dentro del rango normal, no implica un menor riesgo de fracturas de las personas con diabetes.

Type 2 Diabetes and the Skeleton: New Insights into Sweet Bones se publicó en septiembre de 2015, en la revista The Lancet Diabetes & Endocrinology. Después de una meta revisión de los estudios previos, este estudio concluyó que hay evidencia sustancial para demostrar que la fragilidad esquelética debe ser considerada entre las complicaciones asociadas con la diabetes tipo 2, como la neuropatía, enfermedad renal, daño a los ojos y un mayor riesgo de enfermedades del corazón y los accidentes cerebrovasculares.

El estudio encontró que las personas con diabetes tipo 2 tienen un riesgo de fractura aumentado, incluso si no tienen densidad normal mineral ósea (DMO) y otros factores que generalmente protegen contra las fracturas.

Sin embargo, los mecanismos subyacentes a la fragilidad del esqueleto en la diabetes no se entienden completamente. En personas con diabetes, los efectos de la obesidad, la glucemia alta, el estrés oxidativo, etc es probable que lleve a alteraciones del metabolismo óseo, estructura y fuerza.

[5] No hay diferencia entre una dieta baja en carbohidratos y dietas regulares para diabéticos

Un meta-estudio publicado en Diabetic Medicine: Una revista de la Asociación Diabética Británica en octubre 2015 ha demostrado que existen diferencias significativas en el control de los niveles de glucosa en la sangre entre personas con dietas regulares y los de las dietas bajas en hidratos de carbono (LCD).

Se realizó una búsqueda exhaustiva en bases de datos utilizando criterios de inclusión estrictos y 12 estudios de alta calidad de las dietas bajas en hidratos de carbono.

Los criterios de inclusión para los estudios necesarios eran que los estudios sean ensayos controlados de al menos 4 semanas, y que los pacientes sean personas mayores de 18 años o más con diabetes tipo 2, que tengan un consumo máximo de carbohidratos de 45% de la ingesta total de energía por día .

La combinación de los 12 estudios encontró que no existen diferencias significativas en los marcadores metabólicos, incluyendo el control de la glucosa en sangre, entre las personas con dietas regulares y de bajo contenido de carbohidratos.

Los autores del presente estudio sugieren que los hallazgos inconsistentes anteriores de los meta-análisis se debieron la variable calidad de esos estudios.

El mensaje es que llevar una dieta baja en carbohidratos no te ayudará a controlar tus niveles de glucosa en la sangre y que el consumo de energía total diaria sigue siendo la forma principal que se puede usar en la dieta para controlar tu peso corporal.

Lee el artículo: https://onlinelibrary.wiley.com/doi/10.1111/dme.12964/abstract

[6] El vino tinto es bueno para ti

diabetes vino wine-memory-400x400El consumo moderado de vino tinto es seguro y ayuda a disminuir el riesgo cardio-metabólico en pacientes con diabetes bien controlados que están siguiendo la dieta mediterránea, según un estudio publicado en línea en octubre en los Annals of Internal Medicine.

El riesgo cardio-metabólico se refiere a tus posibilidades de padecer diabetes, enfermedades del corazón o un derrame cerebral.

Los investigadores asignaron aleatoriamente a 224 pacientes (que normalmente no bebían alcohol) 150 mililitros de agua mineral, vino blanco, o vino tinto en la cena por dos años. Todos los pacientes siguieron una dieta mediterránea sin restricción calórica.

Los pacientes fueron seguidos al final del primer año y al final del segundo año. De los 224 que inicialmente participaron, el 94 por ciento seguían todavía adheridos a su bebida asignada al final del primer año y el 87 por ciento al final del segundo año.

Los investigadores encontraron que los niveles de vino tinto aumentaron significativamente el colesterol de lipoproteínas de alta densidad (HDL) y la disminución de la proporción de colesterol total / HDL.

Tanto el vino tinto y blanco tenían efectos beneficiosos significativos en el control glucémico (glucemia en ayunas y la hemoglobina A1c). Pero esto sólo se observó en aquellos que metabolizan el etanol lentamente. En comparación con el agua, el vino tinto tiene un efecto significativamente beneficioso en el síndrome metabólico.

El mensaje para llevar es que cantidades moderadas de vino rojo o blanco pueden jugar un papel importante en el metabolismo de la glucosa, y que los efectos más beneficiosos del vino tinto involucran a los componentes no alcohólicos de esa bebida.

[7] La cocina casera es mejor

Más comidas caseras pueden reducir el riesgo de contraer diabetes tipo 2, según un estudio presentado en la reunión anual de la Asociación Americana del Corazón, que se celebró en la Florida desde el 7 al 11 de noviembre de 2015. Comer en el hogar también implica menos bebidas azucaradas y menor peso.

Los datos sobre casi 58.000 mujeres que participaron en el Estudio de Salud de Enfermeras y de más de 41.000 hombres en el Health Professionals Follow-up Study fueron recogidos y analizados. Al inicio de estos estudios, ninguno de los participantes tenía diabetes, enfermedad cardiovascular o cáncer.

Los investigadores encontraron que los participantes que comieron alrededor de 11 a 14 comidas caseras o cenas a la semana tenían un riesgo del 13 por ciento menor de desarrollar diabetes tipo 2, en comparación con los que comían menos de seis comidas caseras o cenas a la semana. Los investigadores no tienen suficiente información sobre los desayunos para incluir esa comida en su análisis.

Los científicos trataron de analizar las diferencias en la dieta de estas personas y encontró que, entre otras diferencias, hubo un consumo ligeramente inferior de bebidas endulzadas con azúcar cuando la gente tenía más comidas caseras. También señalaron que las personas que comían en casa a menudo eran ligeramente más delgadas.

Recomendamos para la Diabetes:

DESCUBRE LOS SECRETOS PARA COMBATIR LA DIABETES TIPO 2 Y LA PREDIABETES

  • Sistema Revolucionario con la formula exacta para normalizar los niveles de azucar en la sangre y reparar tu salud†
  • Descubrirás principios científicamente PROBADOS para atacar las causas de la diabetes

† Los resultados pueden variar dependiendo de la persona y circunstancias particulares. La Información y declaraciones hechas son para fines educativos y no pretenden sustituir el consejo de su médico. DeDiabetes no provee consejos médicos, prescripciones medicas o diagnósticos de enfermedad. Los puntos de vista nutricional y consejos expresados por DeDiabetes no tienen la intención de ser un sustituto para el servicio médico convencional. Si usted tiene una condición médica grave o alguna preocupación de salud, consulte a su médico.

Leave a Comment:

Real Time Web Analytics

Error: Please enter a valid email address

Error: Invalid email

Error: Please enter your first name

Error: Please enter your last name

Error: Please enter a username

Error: Please enter a password

Error: Please confirm your password

Error: Password and password confirmation do not match

Aprende como controlar el Azúcar en la Sangre*

* Resultados pueden variar

x